en Escaladas en Alicante

Waiting for Fransisco (7b+ en La Galera de Tafarmaig)

El Alt de Tafarmaig es en mi opinión una de las zonas de escalada más selectas de la Provincia de Alicante. He ascendido prácticamente todas las vías de las 3 principales paredes que lo configuran (Rosalía, Tafarmaig y Casandra) y todavía no he encontrado ni una sola vía que no merezca la pena (en realidad sí que hay una que detesto, cuya sola presencia me molesta como un grano en el culo, pero no diré cual). Cada una de estas 3 paredes ofrece una escalada bien distinta. En Rosalía predominan las escaladas equipadas sobre caliza gris de gotas de agua. En la Pared de Casandra, de menor altura, quizás lo más interesante sean sus rutas de autoprotección sobre caliza anaranjada. Pero en mi opinión la más especial de todas es la pared central, conocida como Tafarmaig y más concretamente su mitad izquierda, bautizada como La Galera. Esta muralla de escasos 100 metros y perfecta verticalidad, concentra un puñado de rutas exquisitas, resguardadas de los rayos solares hasta bien entrada la tarde.

En la Galera de Tafarmaig todo empezó con la Mujer Lamprea de Nacho Sánchez, una ruta deportiva tremendamente estética y con seguros alejados. La presencia de una vía como Mujer Lamprea colocaba el listón muy alto, obligando a los ansiosos equipadores a pensárselo dos veces antes de apretar el gatillo. Además, el aspecto compacto e inexpugnable de La Galera no ofrecía líneas evidentes que garantizasen una bonita escalada en libre.

Luego vino Galen Rowell, que equipé con Rafa en homenaje al inigualable escalador y fotógrafo californiano. El resultado fue una ruta espectacular con un estilo muy similar a la anterior pero más atlética y mantenida.

Sporty Spice puso el toque picante en la parte izquierda de la pared, evitando en la medida de lo posible la roca anaranjada típica de La Galera. Y justo cuando empezamos a creer que aquello era sencillo y que sólo con golpear nuestro báculo, brotarían de la pared rutas soberbias, apareció Gato Negro, Gato Blanco. Una vía que atacaba de manera directa una zona aparentemente inescalable y que, a día de hoy, nadie la ha podido superar sin realizar numerosos pasos de A0.

Y de aquellos barros, surgió una ruta que por su estilo y su nombre parecía traernos un mensaje Divino: La Piedra y lo Invisible. Aquel itinerario recorría la pared de una manera respetuosa y audaz, suponiendo al mismo tiempo la primera apertura desde abajo realizada en la pared.

En poco tiempo fueron apareciendo nuevas vías a cargo de especialistas en aperturas al estilo “Ratikon”, como Taladro Inquieto y Sietemesino y otra deportivas “picantes” como Lolita y Belleza Peligrosa.

Como última aportación, hace unas semanas dibujamos en la Galera de Tafarmaig una nueva vía a la que bautizamos como Wating for Fransisco. Pretendíamos abrirla íntegramente desde abajo pero la visión de unas enormes lajas en equilibrio nos animó a descolgarnos desde arriba, limpiar y ya de paso, equipar reuniones y algún paso clave. Dejamos 4 chapas por largo, salvo en el L3, donde sólo colocamos 2. Luego Francis y yo, escalamos la ruta desde abajo armados con 2 completos juegos de friends. El resultado fue el siguiente:

L1: 6b. Largo algo psicológico que navega por desplomes rojizos de roca delicada. Los pasos más duros se encuentran bien protegidos

L2: 7b+. Tras unos metros sobre roca costrosa se alcanza una compacta placa desplomada que entraña un duro paso de bloque. Con ayuda de una uña y un estribo podremos superarlo en artificial.

L3: 6b+. Un magnífico largo de autoprotección sobre la roca rojiza típica de La Galera. Los últimos metros, más descompuestos, están protegidos con 2 chapas.

L4: 7a+. El mejor de la vía. Desplome, fisura, placa pinchosa y agujeros. Roca excepcional y escalada elegante en la que tendremos que negociar hasta el último metro.

PD. Este post nace caducado por culpa de Roy de Valera y José M. Anaya. Pocos días después de nuestra apertura, inauguraron una nueva línea justo a la izquierda de Lolita: ECO Style (7a+ poco equipado y muy obligado).

PD2: Gracias a Andrés Llorens por las magníficas fotos

 

Reseña La Galera de Tafarmaig